Estrategias para trabajar sólo II

En la anterior entrada hicimos un repaso a las posibilidades que hay actualmente a la hora de buscarse un trabajo por tu cuenta. En los siguientes artículos, vamos a analizar diferentes estrategias y rutinas para que esa aventura no termine en desgracia. 

Solo ante el peligro, autónomos en España

Solo ante el peligro. Así es como se sienten la mayoría de profesionales que deciden trabajar por su cuenta. Si eres de esos, aquí tienes estrategias de gestión que te ayudarán a triunfar.

La mayoría de los libros sobre gestión empresarial están dirigidos a las grandes empresas y, en general, son de difícil aplicación para quienes han decidido trabajar en solitario o dirigen una microempresa (menos de 10 empleados, según la Comisión Europea). Para paliar esta circunstancia, y tras analizar las experiencias de una veintena de autónomos y microempresas, hemos elaborado una serie de estrategias que puedes aplicar tanto si has pensando independizarte como si ya trabajas por tu cuenta.

Para asentar una empresa hay que dedicarle mucho tiempo. La perseverancia siempre da sus frutos

Analiza el mercado en el que operas

Si no lo has hecho antes, analiza muy bien qué tipo de competencia existe en tu mercado, tu público objetivo, la demanda real de los servicios y/o productos que ofreces, tus ventajas competitivas frente a otras empresas, tus proveedores y cómo llegar a ellos. En definitiva, qué va a llevar al público a ser cliente tuyo.

A otros mercados.

 

Aunque un negocio que funciona en un mercado concreto puede no tener buena acogida en otro distinto, sí existen posibilidades de trasladar esa idea a otro lugar. Pero antes debes asegurarte de que ese nuevo mercado es similar al otro en el que estaba operando antes el negocio que ahora quieres reimplantar. Tendrás que sopesar problemas de adaptación al nuevo mercado, darte a conocer y ganarte la confianza de los clientes.

Lógicamente, estarás obligado a analizar tu nueva situación: competencia, público objetivo, necesidades y exigencias del mercado, flexibilidad de tus servicios y productos para adaptarse a la demanda real, etc. Será positivo, para superar estas barreras, que tu idea de negocio sea innovadora y ofrezca ventajas (por ejemplo, en calidad, servicio o precio) frente a tus competidores.

Por ejemplo, Ghislain Fernández decidió implantar en Barcelona un servicio de cocina gastronómica a domicilio, Ghislain Homechef, con el que había tenido éxito en Francia. “Tuve la experiencia de mi negocio en Provenza y me di cuenta del potencial que tenía al sentir el entusiasmo de mis clientes. Existe una tendencia en la sociedad de sentirse diferente y especial. Por ello, una oferta VIP representa cada vez más valores en alza, como la distinción, el lujo, los servicios exclusivos, etc. Comer reúne todos eso y la cocina a domicilio está innovando hacia un servicio personalizado con la comodidad del hogar. Por eso decidí montar este negocio en una gran ciudad como Barcelona”.

Otro caso es el de Inés Rodríguez. Trasladó su residencia, por motivos familiares, de Canarias a Galicia. En el archipiélago, trabajaba en una escuela

de arte floral. Y en su nuevo destino (Pontevedra) decidió continuar con esta actividad, pero de forma autónoma. En abril de 2004 fundó su taller de arte floral, El Principito Flores. “Comprobé que los gustos del público general no eran iguales que los de las empresas y tuve que tantear el mercado en estas dos vertientes. Al final, mi actividad ha derivado hacia un taller creativo de composiciones florales personalizadas para empresas de c a t e r i n g, organización de eventos, restaurantes, bodas, etc. Más del 50% de la actividad de mi taller se dirige a estos clientes”.

Otro caso similar puede ser el de Xavier Masfullol. Como tantos otros sufrió el azote de la crisis en el negocio en el que trabajaba. Su taller de imprenta tuvo que cerrar, pero eso no le amilanó. Con su experiencia previa y un buen análisis del mercado se decidió a lanzar otro nuevo taller, pero esta vez centrado en trasladar las fotografías que habitualmente se guardan en la nube, a lienzos.

En los siguientes artículos iremos detallando otras tácticas, como  exprimir las ventajas competitivas u organizar el día a día del negocio.

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartir y/o comentar, como dicen en lengua de Shakespeare: sharing is caring.

Originally posted 2017-01-01 07:31:14.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *