Aprender a invertir para tener más tiempo libre

Uno de los objetivos más ambiciosos que tenemos como sociedad es lograr el equilibrio entre la vida laboral y la familiar. Incluso si no tenemos hijos, todos aspiramos a conseguir más tiempo libre para hacer lo que queremos, en lugar de destinarlo a trabajar para cubrir nuestros gastos.

aprende a invertir para conseguir tu libertad financiera

Sea que estemos al frente de una empresa, trabajemos como autónomos o formemos parte de un negocio al que acudimos a trabajar por obligación, siempre es normal buscar maneras de aumentar nuestros ingresos, conseguir libertad financiera e incluso cerrar la brecha económica entre hombres y mujeres que se menciona en este blog de conciliación.

Las historias de gente que lo ha logrado, que con un par de horas a la semana está consiguiendo ganarse la vida, además de llamativas hacen que nos planteemos si en nuestro caso también puede ser posible. O al menos, poder conseguir un colchón que nos permita vivir algo más holgadamente y no depender tanto de una sola fuente de ingresos. Invertir puede ser la manera de conseguir ese colchón.

No te dejes llevar por lo que dicen los demás

Para saber invertir no podemos dejarnos influir por todo lo que se dice en Internet. La red está llena de falsos expertos triunfadores que han conseguido ganar mucho dinero sin hacer nada. Pero cuando leemos su historia, casi siempre podemos ver que se trata de vender algún libro o manual infalible que nos puede ayudar a conseguirlo.

Ahí es donde está la fuente de ingresos de estos gurús, pero no siempre es una forma de aprender a hacerlo.

Encuentra tu oportunidad

Cada persona es diferente, y como tal hay inversiones que se nos pueden dar mejor y otras que quizás no sean para nosotros. Por eso, antes de tomar una decisión es bueno pararse a pensar en cuál es el objetivo que nos queremos fijar.

Una vez definido, tenemos que ver con qué contamos para hacer las inversiones y qué capacidad tenemos para soportar la presión que suponen algunas inversiones. Una vez hecho esto, es el momento de localizar las oportunidades que mejor se ajusten al tipo de inversor que somos.

Infórmate en cuanto a la legalidad

Sobra decir que si quieres conseguir libertad financiera, las inversiones en las que debes fijarte no solo deben ser rentables, sino que también tienen que ser lícitas. No es buena idea empezar a ganar dinero de forma ilegal, porque al final las consecuencias serán nefastas.

Cuando hablamos de legalidad, nos referimos a conocer cuestiones como qué obligaciones tenemos como inversores, o cuáles son los derechos que adquirimos.

Hablando de legalidad y dinero, puede que puedas reclamar una indemnización con la que disponer de fondos para invertir. En https://www.indemnizabogados.com/ te informan sobre cómo hacerlo y cuáles son los supuestos en los que tienes derecho a reclamar.

Asegúrate de que no tienes deudas

Si hay alguna deuda contraída, antes de lanzarte a invertir será mejor que las liquides. Posiblemente lleve más tiempo del que te gustaría, pero lo mejor es buscar maneras de adelantar los pagos para cubrir los gastos pendientes y poder liberarte de ataduras.

Si no tienen ninguna deuda pendiente, revisa tu historial y comprueba que no apareces en ningún registro de impagos, que a veces puede dar una sorpresa. En  https://www.lineageek.com/checar-si-estoy-en-buro-de-credito-gratis/ puedes hacerlo y saber si realmente estás en condiciones de poder invertir y alcanzar tu objetivo.

Una vez que has hecho todas estas comprobaciones, podrás empezar a mirar cuáles son las inversiones que mejor se adaptan a tus objetivos. Con algo de esfuerzo y un poco de suerte, podrás tener la libertad económica que te permita disfrutar de más tiempo libre.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *